Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/179

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada.
159
RAFAEL ECHAGÜE

trucción militar fundamental; ni la cultura necesaria para poder llegar..... nada le importaba. Tenía valor y le bastó. Tuvo entusiasmo, tuvo corazón, y con ellos por bandera sorteó siempre las más serias dificultades y peligros.

Comenzó su vida en defensa del Trono de la Reina D.ª Isabel 11, siendo sargento primero del valiente batallón de Chapelgorris. Bien sabido es que esta agrupación militar se formó, no tan sólo para ayudar a la tropa en cuantos combates tomase parte contra las aspiraciones carlistas, sino para defender la plaza de San Sebastián y servir de guía al Ejército en los puntos de más peligro y caminos más desconocidos. La historia, sin embargo, de este Cuerpo de Chapelgorris está aún por escribirse.

Echagüe, como veremos a cada momento durante la lectura de este ensayo biográfico, encontrábase continuamente en las avanzadas y sitios más expuestos. El país basconavarro fué teatro de la guerra más tenaz, desde el momento que en las montañas de uno y otro lado congregóse un núcleo importantísimo de carlistas, y la topografía especial de su terreno proporcionaba ventajas inmensas a los naturales del país. Echagüe, precisamente se distinguió por esto en toda la campaña. Por el conocimiento del terreno que pisaba. Algunas veces su excesiva confianza le llevaba a lugares tan peligrosos, que pasmaba a los jefes bajo cuyo mando peleó el joven Echagüe.

Y ya desde el día 7 de Octubre de 1833 que entró en operaciones, asistió el 17 de Noviembre del mismo año a la acción de Hernani, pueblo de Guipúzcoa que puede decirse fué el más combatido y codiciado por los carlistas, y por lo mismo, sin duda, también hondamente liberal, que supo defenderse hasta un grado heroico en toda la campaña.