Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/183

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada.
163
RAFAEL ECHAGÜE

bán y Villarreal los dias 21, 22, 23, 24 y 25 de Mayo, donde, al mando del mismo D. Luis F. de Córdova, Echagüe se distinguió de modo extraordinario.

Córdova era un general ilustre y valiente. Sus arengas a las tropas constituían siempre modelos del buen decir. Hasta tal extremo, que soldados, fríos antes del combate, convertíanse en luchadores ardorosos bajo el influjo patriótico de las palabras de Córdova. El brigadier Goñi, el coronel Narváez, Espartero, el general Lacy Evans, Rivero y Cleonard, todos ellos militares unánimes en el pensamiento militar de Fernández de Córdova, tomaron parte con el oficial Echagüe en los combates que antes hemos citado, pero no sin que dejaran de sufrir sensibles pérdidas y una herida de consideración Narváez.

Pesimista fué siempre el general Córdova sobre aquella acción de Arlabán; pesimismo no exteriorizado en los momentos de peligro patrio, pero sí más tarde en su célebre «Memoria», cuya página 135 encierra la siguiente relación:

«Rendidas las tropas con cinco días de operaciones continuas -decía Córdova-, que sobre las veinticuatro horas de cada día habían empleado veintidós; con haber andado trepando incesantemente por las breñas del Pirineo, sin seguir camino alguno, sin el menor descanso, sin comer un solo rancho caliente; debilitadas sus fuerzas por los numerosos convoyes que hubo que escoltar, ya para llevar los heridos a Vitoria, ya para traer de esta plaza víveres y municiones, el soldado se confesase completamente rendido; y para saber con cuánta razón lo estaba era menester haber participado de los trabajos de aquella expedición.»

Sin embargo, no solamente el extraordinario valor de aquellos soldados sufridos y abnegados, sino allí se de-