Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/191

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada.
171
RAFAEL ECHAGÜE

arrojo en la batalla cuando de conducirla a la gloria necesita la bandera patria; y el 27 de Abril de 1839, continuando hasta el 13 de Mayo del mismo año, toma parte en el sitio y toma de Ramales y Guardamino, y en estas operaciones cae de nuevo herido de mucha gravedad en la cabeza, hasta el extremo que ya se creía quedaría casi inutilizado para la vida activa de campaña.

Fué ascendido por tan heroico comportamiento a Comandante de Infantería sobre el mismo campo de batalla, y curado en San Sebastián, su ciudad natal, aunque no totalmente; y como si nada le hubiese ocurrido al Comandante Echagüe, toma parte en la acción de Urdax el 14 de Septiembre, con lo que terminó la guerra en las provincias del Norte.

Conviene que hagamos constar en estas páginas el patriotismo extraordinario de aquel insigne militar donostiarra, que sin llegar a su necesaria curación, debilitadas las fuerzas y expuesto más que nunca a la muerte, abandona el necesario descanso para su total restablecimiento y corre al combate de Urdax, final y puntilla de aquella triste guerra, que siempre será un baldón de ignominia para este noble solar y esta raza basca admirable, ante cuyas virtudes y merecimientos rendimos siempre y rendiremos el más profundo y sincero de nuestros homenajes y entusiasmos.

Sin embargo, continuaba todavía la lucha, aunque ya en los últimos estertores de la agonía, allá por Aragón y Cataluña, donde el general carlista Cabrera procuraba sostenerla y alargarla hasta no poder más.

Echagüe no quedó en San Sebastián; su alma guerrera le llamaba al combate, y tomando parte en el sitio y toma de Segura desde el 23 al 27 de Febrero de 1840, donde nuevamente fué premiado por méritos que contrajo con el empleo de Mayor de Batallón, continuó y