Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/20

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada.
8
DONOSTIARRAS DEL SIGLO XIX

euskalduna. Y a manera de aquellas almas místicas compenetradas tan íntimamente con el ideal ultraterreno, sólo ansían su consecución más pronta y segura, así también Manterola tuvo por única aspiración de su vida el ideal de su país, la exaltación de las virtudes de su raza.

Después de escribir en El Resumen, de Madrid, ya de residencia en San Sebastián colaboró en el Aurrera, periódico fundado y dirigido por D. Joaquín Jamar, publicista ya de renombre, y durante los años de 1868 al 70, Manterola escribió exclusivamente sobre asuntos del país. En 1871 Manterola, movido por su amor al pueblo de San Sebastián, escribió y publicó una «Guía de San Sebastián», tan notable, con espíritu tan perspicaz escrito, con un estilo tan sencillamente elegante, y con un lujo de datos, detalles y observación, que su mayor elogio está concretado con decir que lo más interesante que se escribe hoy en materia de historia, en casi todas las «Guías de San Sebastián», ha venido tomándose una tras otra de la primitiva «Guía» de Manterola.

Pero la obra fundamental; la que le dió renombre a Manterola como literato, como crítico y como hombre muy versado en las cosas de su país, fué el «Cancionero Basco», una de las obras mejores que se han publicado desde que existe la raza euskalduna. Esta obra la publicó el año de 1877. Ya para entonces Manterola dirigía el único periódico que se publicaba en San Sebastián durante la guerra civil, titulado Diario de San Sebastián. Tiene tal importancia hoy dicha publicación, y es una base tan segura para la historia de San Sebastián del siglo XIX, que sin su adquisición se hace poco menos que imposible el conocimiento exacto de la vida easonense.