Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/201

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada.
181
RAFAEL ECHAGÜE

A las diez de la mañana se presentó el enemigo en fuerza ya considerable a la vista de estos batallones, que sucesivamente tuvieron que empeñar en acción todas sus campañas para conservar las posiciones y contener a los moros, que intentaron envolverlas por la izquierda, extendiéndose por la derecha hasta la casa del Renegado.

Para oponerse a este ataque, más importante que el de los días anteriores, envió por la derecha el Comandante en jefe del primer Cuerpo al Brigadier Sandoval con los dos batallones del Regimiento de Borbón y la segunda compañía de artillería de montaña, apoyándolos con el de Cazadores de Simancas, habiendo situado antes a la izquierda en el boquete de Anghera, el de Alcántara, que fué después apoyado con el segundo del Regimiento de Granada.

El Regimiento de Borbón desplegó en guerrilla dos de sus compañías para cubrir su flanco izquierdo, y avanzaba combatiendo sobre un terreno cortado y escabroso, que el enemigo defendía tenazmente, a fin de ocupar la parte superior del bosque y casa del Renegado, situada a la derecha, consiguiendo dominar el terreno de la acción después de cargar a la bayoneta con la fuerza que no había desplegado.

Protegidos siempre los moros por el terreno y cubiertos con el espeso arbolado, habían entretanto logrado rebasar nuestra línea por la izquierda y acometieron impetuosamente a los cazadores de Madrid y Alcántara, y aunque se vieron éstos rodeados por crecido número de enemigos, no sólo sostuvieron sus puestos sin cejar, sino que, cargando varias de sus compañías repetidas veces a la bayoneta, hicieron conocer su superioridad a los marroquíes, cuyo arrojo y persistencia en el ataque dieron lugar a una lucha en la que se tiraba a quemarropa o se empleaba la bayoneta.