Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/208

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada.
188
DONOSTIARRAS DEL SIGLO XIX

Vascongados, acabó de descender de las alturas y se situó en el último período de la batalla sobre el puente Busceja, formando la segunda línea con algunos otros batallones que allí quedaron en posición para proteger la comunicación con Tetuán.

Como antes hemos dicho, la batalla de este día, donde tanto el General Echagüe como los Tercios Vascongados jugaron papel muy irnportaute y decisivo, particularmente en varios de los ataques, fué sangrientísima, pues los marroquíes redoblaron todos sus esfuerzos para poder recuperar cuantas posiciones fueron perdiendo sobre el camino que conduce a Tánger y a la capital del Imperio. Hubo momentos en que españoles y marroquíes se batían a cuchillo como recurso último y decisivo de la lucha.

Baste decir que el ejército marroquí, dirigido por sus principales jefes, tenía sobre el campo de batalla de 45 a 50.000 hombres, y que los españoles llegamos a perder 1.268 hombres entre muertos y heridos. Ya el día 24 de Marzo, pedida la paz por segunda vez por el enemigo y después de ratificada, volvieron a la península parte de las tropas combatientes y el Teniente General donostiarra Echagüe, después de aquella gloriosísima campaña, que si bien mermó nuestro ejército con bajas sensibles por enfermedad y por campaña, también demostró a la faz del mundo, que España contaba con generales tan valientes, heroicos e ilustres como Echagüe, y con un ejército tan disciplinado y aguerrido como puede serlo el primero.

De los Tercios Vascongados murieron D. Anselmo Rezola, abanderado del segundo Tercio, de enfermedad, en el hospital de la Aduana, y D. Miguel Jáuregui, subteniente del segundo Tercio, de enfermedad también, en el hospital de San Fernando.