Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/217

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada.
197
RAFAEL ECHAGÜE

mientos. La indisciplina militar, que llegó a discutir y desobedecer aun los prestigios más sólidamente asentados, se reveló de modo alarmante, y batallones enteros salieron a la calle apostatando de sus principios y convirtiendo de nuevo esta triste e ingobernable nación en semillero de discordias y luchas intestinas.

Nombrado el General Echagüe el 4 de Enero de 1866 Comandante General de la división organizada para operar en las márgenes del Tajo contra los regimientos de Bailén y Calatrava, que al mando del general Castillejos habían levantado la bandera de rebelión, los persiguió y batió, obligándoles a refugiarse en Portugal. Esta campaña la hizo el General Echagüe juntamente con el general O ' Donnell, que por la Mancha operó contra las tropas rebeldes, superiores en número a las del Marqués de Duero, llegando, sin embargo, a un resultado feliz y, como acabamos de decir, la huída de los rebeldes a Portugal.

Aquí se vió claramente las profundas raíces que tenía aquella formidable rebelión, que si fué dominada por generales de tanto prestigio como O'Donnell y Echagüe, también fué a costa de esos mismos prestigios, que con aquellos sucesos quedaron muy quebrantados.

Echagüe, quien parecía había de constituir en todas las campañas el auxiliar más poderoso de O'Donnell, se prestó a este gran general para ayudarle en la terminación de aquella nefanda campaña, en que los cuarteles constituían centros y focos de insubordinación; y lo hizo eficazmente en la represión de San Gil, en las barricadas y en los pronunciamientos de Madrid y en toda aquella atmósfera revolucionaria que ahogaba por instantes guarniciones enteras con sus jefes a la cabeza.

Desde que O'Donnell recibió aquel famoso anónimo, precursor por lo general de actos viles y nefandos, la