Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/27

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada.
15
JOSÉ MANTEROLA

bascongados, y en él tomaron parte, además de la orquesta y orfeón de !a localidad, señoras y señoritas de conocidas familias. Entre otras, Ernilia Brunet, señorita Miramón, Concha Berasategui, Elvira Betelu, Antonia Echeverría, con coro de señoritas. Entre el sexo fuerte, donostiarras tan amantes del arte como Sarriegui, Fermín Barech, Luis Calisalvo, José Echeverría, Modesto Fornié, Emilio Got, Santiago Echave, Santesteban (hijo), José Díaz y Angel Sáinz. Pero, como digo, estas reuniones, que se ceñían casi exclusivamente a la parte musical, se verificaban solamente por algún motivo o causa extraordinaria. La parte literaria solía ser nula por lo general. faltaba entonces no solamente ambiente, sino prensa que pudiese hacerlo; faltaban escritores del país dedicados al periodismo; faltaba todo. En las familias nadie se ocupaba ni poco ni mucho de literatura ni de libros. Eran contadas las personas de posición que poseyeran una regular biblioteca. La misma Biblioteca Municipal, aun hoy, no llena las aspiraciones de personas medianamente cultas y de alguna exigencia mental.

Bien es verdad que ya se había avanzado algo, tanto en la prensa como en el ambiente} con respecto a épocas anteriores, pero no lo suficiente como para llegar a agotarse, como debieran haberse agolado, algunas ediciones del «Cancionero Basco». Además, cuando en una comarca, una provincia o una población existe ambiente literario, resultan fáciles de aportar a la obra común los materiales necesarios, en perfecta armonía y unidad. Cuando ese ambiente no existe, aun lo poco que se aporta cuesta mayores sacrificios que aportaciones completas y definitivas, hechas donde existen materiales con obreros y espíritu iterario.

Puede decirse que cuando Manterola dió a luz su «Cancionero» la prensa de circulación, concretada en