Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/271

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada.
249
VENANCIO MINTEGUIAGA

ración católica de toda la filosofía, incluso, por consiguiente, la ética, la filosofía del derecho y la política, y de los autores y publicaciones que han concurrido y concurren en esta obra, cuenta benévolamente entre las últimas a la Ciencia Cristiana, donde precisamente ha sido publicada por vez primera, con singular honor de esta revista, el clásico tratado del P. Minteguiaga sobre «La Moral Independiente y los Principios de la Política Moderna».

No era fácil, en efecto, que España respondiese mejor a sus gloriosas tradiciones filosóficocatólicas en la defensa de las más puras doctrinas morales, jurídicas y políticas y en la lucha contra los errores nacidos en países dominados por espacio de largos siglos del protestantismo y de la filosofía incrédula, que del mudo que responde a esta especie de llamamiento. dando a luz ESTA HERMOSA OBRA MONUMENTO TAMBIÉN DE SABIDURÍA DIVINA Y HUMANA.

Los tesoros de esta sabiduría, escondidos con las obras de nuestros antiguos teólogos y las dotes del ingenio español, profundo y perspicaz, claro como la luz y sencillo en sus instintos, déjanse ver en este luminoso tratado, donde no se sabe qué celebrar más, si la riqueza y precisión de los conceptos y teorías, o el vigor de sus invictos argumentos contra los falaciosos discursos del racionalismo y del liberalismo, que quieren mudar el orden inmutable de la honestidad y la justicia, sublevando a los hombres contra Dios, en nombre ¡quién lo creyera! - de la moral y del derecho, que ni siquiera pueden concebirse sin la humilde sujeción de la criatura racional al que es Señor de todas las cosas, cuya adorable