Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/307

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada.
285
VENANCIO MINTEGUIAGA

Kant, Hegel, Krause, Spinoza, esos filósofos que tan tremenda perturbación han causado en los espíritus, el P. Minteguiaga los analiza y expone sus derivaciones en el orden social. Casi toda la obra del P. Minteguiaga, por por no decir toda, dedicada está a esa refutación tan necesaria como difícil. La apologética no está, sin embargo, tan cultivada en España como en Francia, aunque tampoco tiene este carácter especialista la obra del P. Minteguiaga. Ella se ciñe casi exclusivamente a los hechos en consonancia con los principios que se propagan y se han defendido.

Cuando este insigne jcsuíta escribió «La Punihilidad de las Ideas», el anarquismo iba creciendo en España. Vió lo inerme que se encontraba el derecho nuevo para la defensa de la sociedad y lo delató en su famoso libro. Fué aquel la refutación más elocuente que de las tendencias de la legislación moderna se ha hecho en nuestros últimos tiempos. Y hoy, sobre todo, que reina tal confusión en las ideas y en Ja vida práctica; hoy que de un plumazo se destruyen pensamientos de vuelo de águila, sin más autoridad que la de la letra de molde del periódico; fuentes de luz y de verdad, de simpatía y de cariño, envuelven nuestra alma cual un baílo de grata sensación, los libros admirables del P. Minteguiaga.

Tenemos y debemos de mirar con amor esos libros, porque son libros escritos tamhién con amor, con amor hacia lo alto y a lo divino; con amor que ensancha, conmueve y arde nuestros corazones. Yo los leí casi en mi niñez. Después de varias veces, ahora al delinear estas páginas Jos he vuelto a leer, y ellos me han dado una sensación tan agradable, que me ha servido de tónico espiritual en medio de este furor de producción del intelecto moderno.

Hay algo que no se explica, algo aéreo y sustancial a