Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/315

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido transcrita, pero necesita ser validada.


José Juan Santesteban

Voy a hablaros en estas líneas de un hombre humilde y grande a la vez¡ de un hombre que nació para el arte y sólo para el arte vivió; de un donostiarra tan neto y tan puro, que, acabada su peregrinación estudiantil por Europa, siendo maestro insigne, apenas salió de San Sebastián. Ese donostiarra fué José Juan Santesteban.

Por su talento, por sus condiciones artísticas, por su gran corazón, pudo brillar en los centros más autorizados y renombrados en el mundo artístico de Europa, y, sin embargo, abandonándolo todo, prefirió seguir la senda misteriosa y escondida de los buenos, de los silenciosos, de los férvidos, haciendo de su vida arte puro y delicado, arte de su misma ciudad natal. Era Santesteban uno de aquellos hombres modestos, sencillos, que haciendo cosas bellas y creadoras, jamás pensaba en ellas para darse importancia, ni para explotarlas, ni menos para emplearlas en letal mercadería.

Uno de aquellos bascos de alma generosa y abierto corazón, cuyas obras y cuyos actos iban siempre a