Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/319

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido transcrita, pero necesita ser validada.
295
JOSÉ JUAN SANTESTEBAN

alma; la misma moralidad de sus actos; los mismos sueños; las mismas remembranzasi la misma limpidez de su corazón. Eran sus notas espejo de sus palabras; sus composiciones, delineación de su sonrisa; sus páginas, adivino de su corazón. Sospechad lo que será todo ello, y cuánto será, si viviendo estimado muchos años, todos, sin excepción, los dedicó al divino arte, a la expansión generosa, a eso que os digo lo que fué y que ahora veréis por su vida el rastro de luz que dejó.

* * *

Nació José Juan Santesteban en la ciudad de San Sebastián el 26 de Marzo de 1809 (1). Sus padres, de posición modesta, eran, sin embargo, propietarios de algunas fincas dentro de la ciudad y en lo que se dió en llamar barrio de San Martín.

Hoy se levantan en este barrio suntuosas edificaciones, que pregonan el adelanto de San Sebastián, sus atrevidas iniciativas y la admin istración de sus corporaciones. Entre estos edificios merece señalarse el actualmente en construcción Palacio de Justicia, obra del arquitecto donostiarra Sr. Ourruchaga.

Sonreíale a Santesteban un porvenir estimable; pero, debido al horroroso sitio, incendio, saqueo y destrucción casi total que la población sufrió el año 1813 con motivo de la invasión de las tropas inglesas, la familia de Santesteban perdió, como la mayoría de los donostiarras, cuantas haciendas y propiedades tenían, viéndose obligados a enviar al niño Santesteban fuera de San _________________ (1) En toda la relación de su vida nos atenemos estrictamente a documentos inéditos de la familia del ilustre compositor, muchos de ellos escritos de su puño y letra, así como el itinerario de los viajes por Italia, especialmente. Datos que debemos a la buena amistad de un distinguido donostiarra, íntimo de Santesteban