Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/325

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido transcrita, pero necesita ser validada.
301
JOSÉ JUAN SANTESTEBAN

las bellas artes entre lo más conocido de la sociedad easonense. Las reuniones de la mayoría de los muchachos jóvenes formábanse para cultivar durante las largas noches de invierno el arte de Orfeo; se organizaban charangas, músicas, orfeones; se presentaban proyectos de diversiones al aire libre, y, en una palabra, la juventud de San Sebastián daba siempre pruebas de ser una juventud bulliciosa y alegre. Ya para entonces, hacia el año 1826, Santesteban organizó, antes de la venida de Albéniz de París, una música de aficionados dirigida por él, y el mismo año compuso un Miserere para las monjas de Escoriaza.

Pero para que el lector se dé una ligera idea del movimiento musical de San Sebastián durante aquella época, basta señalar el caso de que para cuando Santesteban formase la música que acabamos de citar, existían ya en San Sebastián otras dos charangas. Una dirigida por un músico mayor retirado que se llamaba Sacortada. Nació esta charanga en una taberna de las inmediaciones de la parroquia de San Vicente y se la denominaba la charanga de los achúas, por ser así el nombre de la taberna.

La otra, se la distinguía por la charanga de los señoritos, y a ella pertenecían los jóvenes de las familias más conocidas de San Sebastián, jóvenes todos ellos que componían la élite musical del pueblo donostiarra, y que por su educación y por viajes que algunos de ellos habían hecho al extranjero, sabían hablar de literatura, arte y las tendencias musicales de aquella época. Esta charanga fué fundada por los Brunet y dirigida precisamente por uno de ellos, por D. José Manuel Brunet.

En opinión de Santesteban, las dos valian muy poco, y como ya este músico iba formando en su rededor un