Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/334

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido transcrita, pero necesita ser validada.
310
DONOSTIARRAS DEL SIGLO XIX

ronse aquellos batallones de voluntarios y chapelgorris, cuya historia, llena de heroísmos y hechos de extremada valentía, llegaría a ocupar largas e intensas páginas de este libro.

De todos modos, aquel movimiento industrial y económico que parecía iba a resolver el porvenir que San Sebastián necesitaba, ya por su situación topográfica, ya por el espíritu trabajador, honrado y leal de sus habitantes, quedó medio paralizado durante el tiempo que duró la guerra llamada de los siete años.

La Ciudad parecía haberse convertido en una población militar, donde sólo se esperaba la voz de mando, el estruendo de los tambores y cornetas, el repique de las campanas de las parroquias y las salidas del ejército y voluntarios a los campos de batalla.

San Sebastián fué población continuamente atacada por_las huestes del Pretendiente, sin duda, porque desde el momento que la guerra se iniciara, declaróse al momento a favor de la Reina D.ª Isabel 11. San Sebastián fué en efecto la primera población en España que dió el grito de ¡viva lsabel II!, al conocerse la muerte de Fernando VII.

El Ayuntamiento redactó un calurosísimo escrito en defensa de D.ª Isabel II, y la defendió con tal denuedo y entusiasmo que a pesar de los continuos y sangrientos ataques que por tomar la plaza se habían librado en las inmediaciones de San Sebastián; a pesar de tener los carlistas en continuo movimiento a las tropas que guarnecían la Ciudad donostiarra¡ a pesar de los cientos de granadas que de los fuertes carlistas cayeron sobre San Sebastián, esta Ciudad se mantuvo siempre valiente y heroica; tenazmente anticarlista.

Llegó la Ciudad a encontrarse en momentos de verdadero peligro para el vecindario. El enemigo, en su