Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/345

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido transcrita, pero necesita ser validada.
321
JOSÉ JUAN SANTESTEBAN

trapunto de 1.ª especie, sin hacer una de las séptimas de dominante. No dejó de chocarme en este trozo, de un bello efecto religioso, una falsa relación de cuarta de tritono, defecto muy reprensible en la música del estilo de Palestrina.

El Credo de la Misa fué en contrapunto fugado, y floreado en movimiento vivo. El Ofertorio, en canto llano, con la particularidad de que algunas voces cantaban en tercera superior todo el trozo, cosa que me hizo poca gracia, y aun me desagradó infini1o. El Sanctus y Benedictus, en contrapunto floreado. Después de la elevación cantaron un trozo de contrapunto de 2.ª especie a 8, de un efecto delicioso. El Agnus, lo mismo que el Sanctus y Benedictus, y el Post-Comunio lo mismo que el Ofertorio. De este modo se acabó la función de la mañana, por la tarde no hubo nada.»

Y aquí tenéis, ledores, las primeras impresiones que Santestcban nos da de sus primeros días de estancia en Roma.

El día 2 de Mayo visitó al maestro de Capilla de San Pedro, D. Francisco Basilli, y anunciándole Santesteban que habla llegado a ltalia con propósito de oir la música clásica, Basilli le contestó que, a causa de estar mal provista de voces ambas Capillas del Vaticano, no oiría tal como eran en sí las composiciones de los grandes maestros clásicos que habían compuesto para dichas Capillas.

Sin embargo, en honor a Santesteban y en atención a las buenas noticias que del maestro donostiarra tenia Basilli, tocó en su casa y ante su presencia varios trozos antiguos, entre los cuales sorprendió de modo extraordinario a Santesteban un trozo del siglo XV, cuyo autor no se conocía, pero que le hizo gratísíma impresión.

Santesteban oyó toda la música a voces solas que se ejecutó durante la Semana Santa, la mayor parte de