Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/360

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido transcrita, pero necesita ser validada.
336
DONOSTIARRAS DEL SIGLO XIX

parroquia de Santa María pagando 228.275 reales, uno de los mejores de España, y comprado a la casa A. Cavallé Coll, de París.

Uno de los actos memorables y que tanto contribuyó al desarrollo de San Sebastián fué el derribo de las murallas, cuyo solemne acto de inauguración de las obras se celebró el 5 de Mayo de 1863, y para aquel acto escribió Santesteban un Himno alusivo y magistralmente compuesto, que lo cantó todo el pueblo donostiarra en medio del mayor entusiasmo y el acompañamiento de bandas y músicas.

El mismo año de 1863 y el 18 de junio se celebró un gran concierto en el Teatro, dirigido por el maestro Santesteban y organizado por la juventud de San Sebastián y cooperación de las damas más distinguidas.

Celebróse este concierto para contribuir a los gastos del derribo de las citadas murallas, y tomaron parte, además de las masas corales, una nutrida orquesta, poniéndose también en escena el juguete cómico-lírico titulado Los dos ciegos, de Olona y Barbieri. Se hizo música muy selecta, tocándose y cantándose, entre otras composiciones, las siguientes: «Coro de Peregrinos», de Lombardi. Coro de tiples de Saffo, de Paccini. Coro de introducción de Luisa Millard, de Verdi. «Souvenir», de Bellini, y fantasía para violín, de Artot, y sexteto final de Lucia di Lammermoor, de Donizzetti.

También se celebró el día 24 una función extraordinaria, donde, además de cantarse el Himno de Santesteban, que fué arreglado para orquesta expresamente para aquella función, pusiéronse en escena el juguete dramático en un acto y en verso de Luis Mariano de Larra, La agonía de Colón; la comedia en un acto, de Bermejo, titulada Acertar por carambola, y el juguete cómico arreglado a la escena española por D. Juan Peral Un