Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/38

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido validada.
26
DONOSTIARRAS DEL SIGLO XIX

titulada «Crónicas y Biografías Alavesas». Cuando persona de tan alta mentalidad y tan experimentado en todo género de estudios como el Sr. Velasco, hace esa aseveración, bien podemos también permitirnos nosotros corroborar con nuestras modestas observaciones, cuanto ha dejado escrito el ilustre ex presidente de la Excelentísima Diputación de Alava.

Seguramente que Manterola al fundar su revista no creyó ni sospechó la larga vida que ella llegaría a tener. En sus páginas se han publicado artículos notabilísimos, poesías admirables, estudios históricos de primer orden, autógrafos de gran autoridad, curiosidades interesantísimas, y un conjunto enorme de saber, de arte y de erudición, que cualquier pretendiente a escribir la historia del país basco, por necesidad tiene que consultar las páginas de la revista Euskal-Erria. En su primera época la dirigió personalmente, y dándole un matiz caracteristico, el mismo Manterola; más tarde estuvo en manos de D. Antonio Arzác, de quien en este libro hablamos, y durante corto tiempo le sucedió al malogrado D. Francisco López y Alén. En la actualidad es órgano del Consistorio de Juegos Florales de San Sebastián, también creado -como veremos en seguida- por Manterola, y además de ser inspirado por este organismo, lleva su dirección el conocido literato euskaro, autor de varias composiciones, D. Toribio Alzaga. Están suscriptos a la revista Euskal-Erria, las Corporaciones y entidades de más importancia en el país, y un gran número de particulares del país basconavarro y América del Sur.

La actividad de Manterola no cesó un momento. Fundaba un periódico, y pensaba ya en otra obra; daba cima a aquélla y le venía otra a la mente. Apenas fundó la Euskal-Erria, organizó el Consistorio de Juegos Florales, como antes hemos dicho, organismo patriótico,