Page:DonostiarrasXIX-1.djvu/384

De Iturriak
Saltar a: navegación, buscar
Esta página ha sido transcrita, pero necesita ser validada.
358
DONOSTIARRAS DEL SIGLO XIX

San Vicente el mismo día, por el Vicario D. Gregorio José de Echave. Más tarde vivió con sus padres en la calle de Narrica.

Fueron sus padres D. José Manterola, natural de Aya, y D.ª Juana Cruz, de San Sebastián. Fueron sus abuelos paternos Juan Bautista y Catalina Múgica, naturales de Aya y Asteasu, respectivamente, y maternos Gabriel Antonio Pérez, natural de Almería, y Javiera Arrieta, de San Sebastián.

Estudió la carrera del Sacerdocio y de su primera cátedra salieron discípulos como Peña y Goñi, como los hermanos Vinuesa, como D. Ramón Machimbarrena y como otros tantos cuyos nombres no recordamos en el momento. Profesor tan insigne, fué en los comienzos de su carrera estudiante de extraordinaria inteligencia.

Los grados de Bachiller y Licenciado fueron para Manterola los primeros pasos en su ascendente carrera de hombre de talento. Nemine discrepante y admiración unánime de sus condiscípulos constituyeron las notas de su principio y de su base preparatoria.

Ya desde aquellos instantes, ya desde sus primeras andanzas en el mundo de la ciencia y del saber, por lo general exentas de tendencias y pasiones políticas, la envidia comenzó, sin embargo, en Manterola a empañar la sólida reputación que, cual límpido cristal de roca, emergía luz propia en su rededor.

Y Manterola, cuyo corazón noble, grande y generoso no se figuraba pudiese tener enemigos, entristecido, comenzó, sin embargo, con alma de luchador la carrera cuyos estudios tan sólidamente había terminado.

Cuentan los que presenciaron y escucharon sus exámenes que, más que exámenes de asignaturas determinadas, eran sus exposiciones discursos y conferencias, donde la elocuencia, el saber y la erudición se hermana-